ATA muestra su cautela por la moratoria alcanzada en la renovación de flota de Madrid Central

Moratoria renovación flota

ATA muestra su cautela por la moratoria alcanzada en la renovación de flota de Madrid Central

Tras la reunión mantenida ayer con los responsables de la mesa de evaluación de Madrid Central, ATA muestra una moderada satisfacción por la moratoria alcanzada en las fechas límite marcadas para la renovación de flota de los vehículos ligeros con distintivo B.

 

Esta medida, reclamada insistentemente desde ATA, supondrá, en la práctica, trasladar hasta el 1 de enero de 2023, el plazo máximo de renovación de flota, ganando un año a la fecha inicial, algo que, sin ser una excelente noticia, supone al menos, un pequeño balón de oxígeno para los profesionales que, a día de hoy, continúan dudando sobre el planteamiento de futuro al tratarse de un tiempo escaso para acometer renovación de flota, máxime cuando aún no están desarrolladas las infraestructuras necesarias para abastecer este tipo de vehículos y los fabricantes , aún no han desarrollado alternativas eficaces que den seguridad al profesional a la hora de realizar una inversión tan importante como es la compra de un vehículo.

 

Cabe recordar que desde el primer momento, ATA desde el comité madrileño y desde la Plataforma, ha solicitado al Ayuntamiento de Madrid, una moratoria de cinco años en la aplicación de esta norma, algo que si bien no se ha cumplido en este momento, queda a la expensa de múltiples factores, tal y como ahora se ha señalado.

Del mismo modo ATA señala que se percibe un cambio de actitud en algunos aspectos, señalando una mayor receptividad a los mensajes trasladados desde hace meses, en especial en relación con la demanda efectuada por esta asociación sobre la tramitación de permisos para los servicios de transporte puntuales fuera de horario establecido, una circunstancia que se produce con mucha frecuencia pero a la que el Ayuntamiento aún no ha dado solución.

 

En la reunión mantenida ayer, ATA arrancó el compromiso de estudiar la situación asumiendo la elaboración de un informe para su estudio en el que entregará a los responsables municipales en el que queden contemplados estos tipos de supuestos.

 

Tras la reunión mantenida ayer, las partes se han emplazado a un nuevo encuentro que se celebrará durante el próximo mes de junio, encuentro para el que Ata espera poder contar con una mayor concreción en relación con las demandas planteadas