Pago por el uso de las autovías, un nuevo riesgo para el transportista

Pago por el uso de autovías

Pago por el uso de las autovías, un nuevo riesgo para el transportista

Pago por el uso de las autovías. La aplicación de la medida   no tiene ya marcha atrás, el gobierno parece decidido a aplicar acuerdo alcanzado con la Unión Europea para aplicar el pago por el uso de las autovías.

 

La clave de esta situación, la encontramos  en las recientes revisiones y no renovaciones de las concesiones para algunas autopistas de peaje, España ha liberado del pago a 1.304 kilómetros de carreteras en nuestro país durante los últimos tres años. Respecto a otros países, si comparamos datos: 23 países tienen todas sus vías de gran volumen gravadas con un peaje, Italia el 86 por ciento y Francia el 78 por ciento .

 

Sobre este anuncio se han generado múltiples respuestas de muchas asociaciones, destacando, especialmente el informe elaborado por el RACE que señala el efecto directo de la medida frente a los datos de siniestralidad.

 

 

Tal y como señala el estudio , este cambio de modelo generaría un aumento considerable de tráfico sobre las maltrechas carreteras secundarias con objeto de evitar el pago.

 

Desde el punto de vista de ATA, se está generando el caldo de cultivo perfecto para volver a hacer recaer sobre el transporte, el peso de una medida impopular. Bajo nuestro entender, el pago por el uso de las autovías por parte del transporte profesional, sería una medida altamente injusta, al hacer pagar, una vez más al profesional, un coste que por otro lado, ya venimos sufragando actualmente con el impuesto al gasoleo, con un saldo muy positivo a nuestro favor, tal y como demuestran numerosos informes publicados sobre esta materia.

 

Si bien es cierto que los datos del resto de Europa, y la situación económica de nuestro país, nos abocan a esta situación, también lo es, que sería completamente irresponsable hacer recaer el pago sobre un sector, tremendamente castigado, no sólo por la crisis, sino también por aspectos como la competencia desleal , el aumento de costes y la reducción de márgenes